Algos Blog

Puesto que el dolor crónico es un problema común para el cual aún no existen tratamientos disponibles que resulten del todo eficaces, resulta de especial interés seguir investigando modos alternativos de brindar una mejor calidad de vida a estas personas. Uno de estos tratamientos alternativos es el neurofeedback, un tipo de biofeedback que proporciona al paciente información sobre su actividad cerebral en tiempo real.

El tipo más común de neurofeedback emplea la electroencefalografía, el registro de los potenciales eléctricos del cerebro mediante electrodos colocados en distintos puntos del cuero cabelludo. Un ordenador, con un software determinado, permite analizar esa actividad y devolver un feedback al paciente que le comunica cuando su cerebro está funcionando como se desea. El neurofeedback se ha empleado para varios problemas de salud (TDAH, problemas de sueño, ansiedad, depresión y dolor crónico) y también, para mejorar el desempeño en ciertas actividades (p.ej., competiciones deportivas).

En el caso del dolor crónico, el objetivo del neurofeedback es reducir la actividad cerebral vinculada al procesamiento del dolor, o bien fomentar la actividad cerebral asociada a una reducción del procesamiento de la información nocioceptiva. El feedback puede tratarse de una película, un sonido, algún tipo de videojuego, etc. Por ejemplo, un posible videojuego consistiría en pilotar un cohete a través de un campo de asteroides. Así, cuando el paciente lograse la actividad cerebral que estuviera siendo entrenada, el cohete avanzaría sin problema. Por el contrario, el cohete empezaría a chocar con los asteroides cuando la actividad cerebral no fuera la entrenada. Automáticamente, el cerebro va aprendiendo a lograr dicha actividad cerebral, que es premiada con el feedback. En este caso, que el cohete avance sin problemas. Con las progresivas sesiones, estos patrones eléctricos deseados perduran más tiempo y finalizado el tratamiento suelen no necesitar más feedback para propiciar el estado cerebral deseado.

A pesar de la insuficiente cantidad y calidad de estudios que han empleado el neurofeedback en el campo del dolor crónico, la evidencia preliminar señala su potencial como posible tratamiento. Por este motivo, es necesario que futuras investigaciones repliquen los resultados hallados por el momento con estudios bien diseñados que permitan avanzar el conocimiento en esta área.

Referencias

Heinrich, H., Gevensleben, H., & Strehl, U. (2007). Annotation: Neurofeedback–train your brain to train behaviour. Journal of Child Psychology and Psychiatry48(1), 3-16.

Jensen, M. P., Day, M. A., & Miró, J. (2014). Neuromodulatory treatments for chronic pain: efficacy and mechanisms. Nature Reviews Neurology10(3), 167-178.

Sherlin, L. H., Arns, M., Lubar, J., Heinrich, H., Kerson, C., Strehl, U., & Sterman, M. B. (2011). Neurofeedback and basic learning theory: implications for research and practice. Journal of Neurotherapy15(4), 292-304.

 

 

Ruben Roy

 


Introduzca su dirección de correo electrónico:

comadmin

comadmin

So, what do you think ?

You must be logged in to post a comment.