Los sesgos cognitivos relacionados con el dolor pueden desempeñar un papel importante en el mantenimiento del dolor crónico y discapacidad asociada, al facilitar el miedo y la evitación. Por lo tanto, el conocimiento de estos procesos cognitivos puede tener un gran valor terapéutico para los profesionales de salud.

El último Congreso Mundial de Dolor, organizado por la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), tuvo lugar el pasado septiembre en Boston. Hasta allí se desplazaron varios miembros del grupo ALGOS para presentar sus trabajos, aprender sobre las novedades más recientes en el estudio y manejo del dolor y conectar con colegas de todo el mundo.

Tanto los adultos como los más jóvenes retomamos nuestras actividades cotidianas y para estos últimos llega también la vuelta a las clases. Normalmente, tendría que ser un momento agradable, en el que se reencuentran con los amigos, conocen gente nueva y continúan avanzando en su trayectoria académica. Sin embargo, en algunas ocasiones, volver a la escuela (en general acudir al centro escolar asiduamente) y hacer frente a las demandas académicas y sociales, puede suponer más de una dificultad para aquellos niños y adolescentes con problemas de salud, en este caso dolor crónico.

El jurado valora el impacto que puede tener la implementación y la evaluación de un programa interdisciplinario para el tratamiento del dolor crónico infantil y juvenil a la sanidad pública para mejorar la calidad de vida de esta población y de sus familias.

Dr. Jordi Miró El Dr. Miró, director de la Cátedra de Dolor Infantil URV – Fundación Grünenthal y del grupo de investigación ALGOS, fue nombrado ayer Consejero de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (International Association for the Study of Pain, IASP). La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) es el

Read more…

Los niños que sobreviven al cáncer pueden experimentar una serie de síntomas, tanto físicos (hipertensión, problemas gastrointestinales, dolor, etc.)  (Robison & Hudson, 2013; Slater et al., 2015; Tai et al., 2012) como psicológicos (ansiedad, depresión, problemas de atención, etc.) (Abrams, Hazen, & Penson, 2007; Bellizzi et al., 2012; Meeske, Ruccione, Globe, & Stuber, 2001). Estos

Read more…

Desde una perspectiva evolucionista, ¿para que sirven las emociones positivas? ¿Las emociones positivas tienen algún impacto en el funcionamiento fisiológico? Y en el caso concreto del dolor crónico, ¿para qué sirven? Las emociones negativas como el miedo, por ejemplo, sirven para alertarnos de posibles peligros y consecuentemente a movilizar nuestros recursos para afrontar dichas situaciones

Read more…

Los adolescentes con discapacidades físicas son un grupo de la población poco estudiado y a menudo excluido de los estudios científicos. Estudios puntuales [1] parecen señalar que los problemas de dolor son comunes entre ellos y pueden, por tanto ser una población de riesgo. Sin embargo, la prevalencia de estos problemas y sus factores asociados

Read more…

Recientemente se han cumplido diez años desde que se puso en marcha un proyecto que hoy es reconocido en el ámbito internacional como una experiencia de éxito. En efecto, en 2007 se implantó en el Hospital Universitario Sant Joan de Reus el que era el primer programa específico de tratamiento para el dolor crónico pediátrico

Read more…