Los días 30-31 de Mayo y 1 de Junio, ALGOS organiza unas nuevas Jornadas dedicadas al dolor Infantil, una actividad que proponemos de forma bianual desde 2007.

Es un privilegio poder organizar las IV Jornadas Internacionales de Dolor Infantil en Tarragona y desde aquí queremos invitaros a participar y fomentar el intercambio de información.

Un año más ya hemos llegado a las fechas más especiales del año, donde las familias se reúnen, los problemas se aparcan a un lado y el mundo parece un poquito más feliz, aunque que sea por unos días.

Es por eso que desde el grupo ALGOS os queremos felicitar las navidades y desearos unas buenas fiestas, así como desearos a todos que el año que viene sea un año con menos dolor y… ¡más alegría y amor!, que de eso nunca hay suficiente.

El tema que nos gustaría tratar esta semana es cómo afecta (o puede afectar) el dolor crónico que sufren los padres, en el desarrollo de conductas de dolor en sus hijos.

Muchos son los hogares en los que alguno de los padres está afectado por algún tipo de dolor crónico (migrañas, lumbalgias, etc.).

Esta semana hemos decidido escribir sobre la “insensibilidad congénita al dolor”, a raíz de una noticia publicada en el periódico The New York Times. El título de la misma, The Hazards of Growing Up Painlessly (Los peligros de crecer sin dolor), resume muy bien las implicaciones de esta enfermedad.

Si bien en un principio la incapacidad de sentir dolor puede parecer un regalo, es todo lo contrario. El dolor, cuando no es crónico, tiene un valor claramente adaptativo. Permite al organismo distinguir entre estímulos dolorosos y no dolorosos, reconocer aquello que es nocivo y reaccionar cuando hay algún daño físico.

En el año 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó que todos los países establecieran el Día Universal del Niño por tal de dedicarlo a la fraternidad y a la comprensión entre los niños del mundo entero, además de realizar actividades para promover el bienestar de los niños del mundo.

Como ya habréis adivinado después de esta introducción, hoy, 20 de noviembre, es el Día Universal del Niño.

El dolor visceral es el que se origina en los órganos internos del cuerpo. Es el tipo de dolor más frecuente y el que supone una mayor búsqueda de atención médica.

A pesar de esto, es un dolor tratado de forma insuficiente pues suele considerarse que tratando el origen de la enfermedad que lo provoca, el dolor desaparecerá. Es por ello que este año estará dedicado a difundir información y aumentar el conocimiento sobre este tipo de dolor en todo el mundo.

El contexto escolar es uno de los ambientes donde los niños y adolecentes pasan más horas de su día a día y además, los alumnos que sufren dolor crónico a menudo no pueden asistir a clase de forma habitual debido al dolor.

Por este motivo desde ALGOS, hemos iniciado un estudio que pretende conocer un poco mejor la realidad con la que los profesores tienen que convivir cuando se enfrentan a los problemas de dolor crónico en las aulas.

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) este año promueve el año global de lucha contra el dolor de cabeza (cefalea).

El dolor de cabeza es uno de los problemas de dolor más comunes en la población en general y el control del dolor es un área olvidada en general olvidada para las entidades gubernamentales.

En el post de esta semana queremos contar la experiencia de uno de los miembros de nuestro grupo que ha tenido la oportunidad de realizar una estancia de investigación, durante 3 meses, en Halifax, Canadá.

El centro de destino fue el Hospital materno infantil “IWK Health Center”, hospital de referencia en la región atlántica de Canadá.