Ya hemos vuelto de vacaciones y hoy empezamos con nuevas entradas en nuestro blog… y lo hacemos sumándonos a la iniciativa promovida por la American Chronic Pain Association (ACPA) para dar visibilidad a los problemas de dolor crónico, y mejorar la calidad de las personas que lo tienen.

¡Por fin han llegado las vacaciones de verano!

Ésta es una expresión repetida por la mayoría de niños y adolescentes en estos meses del año. Durante dos meses no tienen que volver al colegio/instituto y pueden disfrutar de aquellas actividades que les gustan: ir a la playa o piscina, ir de excursión, leer un buen libro, irse de vacaciones, etc.

Todos, en algún momento, hemos tenido dolor de espalda. La jornada laboral, los hábitos sedentarios, etc. hacen que adquiramos malas posturas o que los músculos estabilizadores de nuestra espalda se debiliten y notemos dolor.

Esto no lo podemos evitar pero tener una buena higiene postural y unos hábitos de vida saludable pueden ayudarnos a compensar esta situación.

No, no busquéis en Google o en los markets qué es WellTech o la tienda de tratamientos… es top secret y este post debería estar en Wikileaks o en MacRumors… Disculpen por la broma, aunque esconde parte de verdad. Tenemos previsto lanzar la beta a finales de septiembre y aprovechando que el jueves y el viernes pasados presentamos Welltech y Fibroline en las V Jornades de TicSalut, hoy los comentamos en este post.

“Pain Management Network” es una web impulsada por el gobierno australiano que alberga recursos que permiten aumentar el conocimiento respecto al dolor crónico y adquirir estrategias y habilidades que ayudan a manejarlo mejor.

Cerca del 4% de la población sufre diariamente cefalea, y entre el 2-4% padece cefalea crónica. El impacto de los factores psicológicos en este tipo de dolor se sigue estudiando.

Es razonable asumir que se deben considerar no solo las condiciones somáticas y sociales del dolor, sino también la presencia de factores psicológicos, tales como el estilo de afrontamiento al dolor y el papel de los pensamientos y las emociones.

El dolor es una señal de alerta, un aviso que sirve para proteger al organismo. Cuando menos en su forma aguda, el dolor es algo fundamental y completamente necesario. El dolor forma parte de un complejo sistema de defensa que se activa para facilitar la supervivencia.

Habitualmente es una indicación muy precisa de que algo sucede en el organismo, una sensación desagradable, precisamente para motivar a la acción y prevenir mayores problemas.